EL CHICO DE LA ÚLTIMA FILA

Reestreno: Sábado 14 de marzo de 2015, 20,15hs

Estreno: Sábado 9 de Agosto de 2014, 20.15 hs 
Sábados 20:30
EL CHICO DE LA ÚLTIMA FILA
de Juan Mayorga
Elenco: Julio Ordano, Nilda Raggi, Juan Tupac Soler,Diego Segura, Manuel Longueira y Marisa Viotti
Espacio: Enrique Dacal
Diseño Gráfico: Diego Segura
Asistencia de Dirección: Jimena Martin y Ariel Ragusa 
Prensa: Alfredo Monserrat 
Dirección: Enrique Dacal

Sinopsis 
Germán, un profesor de literatura, corrige las redacciones de sus alumnos hasta que lee el trabajo de Claudio, un chico callado que se sienta en la última fila, quien despierta mucho su interés y su fantasía de convertirlo en escritor. El alumno cuenta cómo pasó el fin de semana en casa de un compañero, Rafa, a quien ayuda con las Matemáticas y éste a su vez lo hace con él en Filosofía. Claudio sigue contando el mundo interno de aquella familia en sucesivos trabajos, lo cual fascina a Germán y preocupa y molesta a su mujer. A través de la escritura del chico y las reacciones de los personajes, vamos conociendo las intimidades de las dos familias y la capacidad de Claudio para perturbar esas relaciones sin que los interesados puedan advertirlo demasiado. ¿Hasta dónde llegará? 

Este espectáculo cuenta con los auspicios de Proteatro y el Centro Cultural de España en Argentina (CCEBA). 

“He escrito una obra sobre maestros y discípulos; sobre padres e hijos; sobre personas que ya han visto demasiado y personas que están aprendiendo a mirar. Una obra sobre el placer de asomarse a las vidas ajenas y sobre los riesgos de confundir la vida con la literatura. Una obra sobre los que eligen la última fila: aquella desde la que se ve todas las demás”, comenta Juan Mayorga 

Hacia una puesta en escena: 
“Germán queda cautivado por el arte de contar historias que practica su discípulo. El maestro se involucra y reverdece frente a la evidencia del fabuloso poder de la palabra para producir la emergencia de nuevos mundos. Vamos a ver: ¿Cuál es el límite?... El duelo entre Germán y Claudio – es decir, entre el maestro y su discípulo – importa como la puesta en acciones de importantes reflexiones sobre el arte de construir una historia. El texto, en cuanto instrumento transmisor de imágenes, reafirma el concepto de que toda vida, incluso aquella aparentemente más banal, esconde interrogantes, quimeras, dramas de alcance universal”, reflexiona Enrique Dacal. 
“Esta puesta del El chico de la última fila representa, entre otras muchas cosas, la renovación de los votos de trabajo y amistad – iniciados en el 2007 con el estreno argentino de Cartas de amor a Stalin - entre Juan Mayorga y este equipo teatral.”, agrega el director. 

Sobre el Autor: 
JUAN MAYORGA nació en Madrid, en 1965. Ha cursado estudios superiores de Filosofía y Matemáticas, pero su verdadera vocación es el teatro. Sus primeras obras nacieron al amparo del grupo "El Astillero", colectivo de escritura abierta a diferentes tendencias. Pronto evolucionó hacia una línea dramática propia, en la que sobresale por encima de todo su preferencia por el mundo de las ideas. Entre sus títulos más destacados figuran “Siete hombres buenos”, “Más cenizas” (obra que fue distinguida con un accésit al prestigioso premio "Calderón de la Barca" en su convocatoria de 1992), “El sueño de Ginebra”, “El jardín quemado” y “Cartas de Amor a Stalin” (una reflexión en torno al arte y el poder, estrenada en el Centro Dramático Nacional en 1999). 
Su obra El chico de la última fila ha sido adaptada al cine por François Ozon en la película Dans la maison (Concha de Oro a la mejor película y Premio del Jurado al mejor guion en el Festival de San Sebastián 2012). 
Su teatro ha sido puesto en escena en Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Canadá, Chile, Colombia, Corea, Costa Rica, Croacia, Cuba, Dinamarca, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Israel, Italia, México, Noruega, Perú, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía, Serbia, Suiza, Ucrania, Uruguay y Venezuela, y traducida a los idiomas alemán, árabe, búlgaro, catalán, coreano, croata, checo, danés, esperanto, estonio, euskera, francés, gallego, griego, hebreo, húngaro, inglés, italiano, noruego, polaco, portugués, rumano, ruso, serbio, turco y ucraniano. 
Entre 2000 y 2009 ha realizado versiones de obras clásicas de la escena española e internacional. Su tesis doctoral versa sobre Walter Benjamin, cuya filosofía ha tenido una gran influencia en su teatro. 

Sobre el Director: 
Fue fundador y director de Teatro De La Libertad (1984-2000), con trayectoria en el país y en giras internacionales. Algunas de las puestas con aquel grupo: "Juan Moreira", "El Heroico Bairoletto" y "Sol Violento sobre las ruinas del infierno". 
Ha escrito para el teatro “Los Juegos” (1972), “¡Gesta!” (1977), “Heroica, La Guerra” (1982), “El Heroico Bairoletto” (1985), “Swing” (1987), “La Línea” (1990), “El Mensajero De Hesse” (1998), “Martirio” (1998), “Procedimientos para inhibir la voluntad de los individuos”(2006). 
Ha escrito y publicado diversas colaboraciones y ensayos teórico-teatrales. También, por editorial Madres de Plaza de Mayo, publicó su libro: “Teatro de la Libertad. Teatro “callejero” en la Argentina desde el movimiento grupal de los ´80” (2006). 
Sus últimas puestas en escena, fueron: "La Piel o la vía alterna del complemento", de Alejandro Finzi (2003); "Somnium", de Enrique Papatino (2004); "Argumento para una novela corta" (2005), de Enrique Papatino s/La Gaviota de Antón Chéjov; "Nekudot" (2005), de Ofer Ravid y Mariano Engel, “Procedimientos para inhibir la voluntad de los individuos” (2006), de Francisco Enrique s/textos de Franz Kafka,; “Cartas de amor a Stalin”, de Juan Mayorga (2007); “En París con aguacero”, de Enrique Papatino (2008); “Lovely Revolution”, de Enrique Papatino y Pablo Dacal (2009-2010); “Judith”, de Jorge Palant (2012); “De sobornar al olvido”, de Enrique Papatino (2013). 
Sus últimas participaciones actorales: “Lovely Revolution”, de Enrique Papatino (2009-2010), “OW (Oscar Wilde)”, de Julio Ordano (2011). 
Ha participado de los siguientes Festivales Internacionales: 1984–1985: Córdoba (Argentina), 1985: Neuquén (Argentina), Santiago De Chile (Chile), Ouro Preto (Brasil), 1991: La Habana (Cuba), 1992: Nantes (Francia), 1997: Buenos Aires (Argentina). 

APENAS EL FIN DEL MUNDO

Estreno: Viernes 15 a las 23hs
Viernes 23hs
APENAS EL FIN DEL MUNDO 
de Jean-Luc Lagarce 
Traducción: Jaime Arrambide 
Elenco: Flor Calvo Reiriz, Emilse Díaz, María Cristina Quevedo, Carlos Sims, Julián Vilar 
Asistente de dirección: Zoilo Garcés 
Diseño de Escenografía y Vestuario: Betania Rabino 
Diseño de Luces: Lucas Orchessi 
Diseño Sonoro: Gustavo Lucero 
Diseño Gráfico: Mariano Marangón 
Fotografía: Martín Paradiso 
Producción Ejecutiva: Zoilo Garcés 
Director: Federico Ponce 

Después de muchos años de ausencia, el protagonista, Louis, llega para anunciar a su familia su muerte cercana, rendir cuentas y arreglar asuntos pendientes antes de desaparecer. Demasiados malentendidos, frustraciones, celos y rencores surgieron durante su ausencia, apenas interrumpida por algunas tarjetas postales. 
Se podría decir que “Apenas el fin del Mundo” es una alternativa que Jean-Luc Lagarce (Francia, 1957-1995) utiliza para indagar sobre el funcionamiento de la comunicación y los cambios de paradigmas socioculturales a finales del siglo XX. 

Supervisión artística general: Rubén Szuchmacher y Graciela Schuster

VÉRTIGO

Reestreno: Viernes 6 de marzo de 2015, 20,30hs
4 únicas funciones
Estreno: Domingo 3 de agosto de 2014
Domingos 21hs
VÉRTIGO
Que desaparezco, que no soy, que me diluyo
Intérpretes: Inés Silvestre, Iván Asborno, Nicolás Baroni, Luciana Brugal, Leandro Bustos, Luciano Cejas, Gastón Gatti, Virginia Rossi, Lucas Minhondo, Agustina Annan, Abril Garay, Matías Tello y Mauro Poledo. 
Diseño de objeto escenográfico: Gastón Gatti 
Diseño Gráfico, Fotografía y Video: Lucas Minhondo 
Diseño Iluminación: David Seiras 
Asistente de Dirección: Oscar Farias 
Dirección General: David Señoran


VÉRTIGO habla sobre el amor y sus encrucijadas. Rozando lo erótico y lo obsceno, la obra se centra en los vínculos contemporáneos en relación a nuevas formas de amar. 

MIRADA DEL DIRECTOR 

Pienso en lo que va sucediendo con la forma de relacionarse y el vínculo con el amor. Parece que el posmodernismo ha cambiado muchas cosas, entre ellas nuestra mirada como sujetos individuales ante la relación de pareja. Noto sin embargo que existe un intento, un gran esfuerzo, por mantener vivo algo del romanticismo, como si estuviéramos tentados a fundirnos con el otro y perdernos en él. Es extraño, por un lado veo una lucha por mantenerse separados, ser en sí mismo, y por el otro la necesidad de construirnos en aquel que deseamos. ¿Sera acaso que nuestros sentimientos estarán gobernados por algo más de lo que sentimos en lo más íntimo? Me pregunto cuál será el transcurrir de esta forma de pensarnos y si existe la posibilidad de amarnos. 

SOBRE EL CAMBIO DE PARADIGMA 

Ante la crisis de este paradigma romántico, pensamos que para reinventar el concepto del amor, tenemos que también reinventar al concepto del individuo. Creemos que la construcción del individuo contemporáneo abraza la diversidad para reafirmar la identidad del sujeto en cuanto a su singularidad. 
Nos resulta interesante reflexionar sobre la posibilidad de que el amor se trata de una separación o una disyunción, que puede ser la simple diferencia de dos personas con su subjetividad infinita, el confronte de dos figuras, dos posturas de representación diferentes. De este modo abandonaríamos el ideal romántico del UNO que opera por identificación con el otro y construye una identidad del ser, en la que uno de los dos se perderá en la absorción del otro. En el momento en que lo Dos se puede mostrar, va a entrar en escena como tal y experimentar el mundo de una manera nueva, no puede, sino más que tomar una forma azarosa o contingente. Es lo que se llama el encuentro. 

CONTACTO: 
Tel: (011) 1554695123 

CONOZCA USTED EL MUNDO

Estreno: Domingo 10 de agosto a las 18hs

Domingos 18hs
CONOZCA USTED EL MUNDO 
de Lluïsa Cunillé 
Actúan: Natalia Cappa, Emilse Diaz, Alejandro Vizzotti, Laura Conde 
Diseño de escenografía: Magalí Acha
Diseño de iluminación: Lucas Orchessi 
Diseño sonoro: Agustina Crespo 
Diseño de vestuario: Lázaro Mareco 
Diseño de movimientos: Eleonora Comelli 
Diseño gráfico: Horacio Petre 
Asistencia de dirección y producción: Graciela Barreda 
Dirección: Damian Autorino

Síntesis de la obra:
En un hotel barato de una ciudad, se alojan tres huéspedes: una cantante de ópera, una empleada ferroviaria y un doble de riesgo.
Entre ellos se establece un extraño vínculo: se comunican, hablan, a través de las paredes de sus habitaciones contiguas, sin nunca verse las caras. 
A partir de estas conversaciones, y gracias al “anonimato” que ofrecen las paredes, los personajes irán construyendo el relato de una personalidad y un cuerpo que no les corresponde 
Los tres coincidirán al final en una desierta estación ferroviaria, en busca de tomar un último tren que los saque del encierro y los lleve a un lugar donde todavía puedan encontrar una oportunidad. 

Lluïsa Cunillé Salgado (Badalona, España. 1961) es una dramaturga catalana galardonada en 2010 por el Ministerio de Cultura de España con el Premio Nacional de Literatura Dramática. Escribe indistintamente en castellano y catalán. Ha obtenido, entre otros, los premios Ciutat de Lleida de teatro (1997) con Doze treballs; el Ciutat de Barcelona, (2005) con Barcelona, mapa d'ombres; el Premio Max de las Artes Escénicas al mejor autor teatral en castellano (2007) también por Barcelona , mapa d'ombres; el Premio Lletra D'Or (2008) por Après moi, le déluge. La Generalidad de Cataluña le concedió el Premio Nacional de Teatro de Cataluña en 2007. Cunillé es una dramaturga prolífica, con decenas obras escritas. Se formó en los seminarios-taller de dramaturgia impartidos por José Sanchis Sinisterra en Barcelona y su obra ha transcurrido ajena a modas o imperativos comerciales, lo que le ha creado la fama de autora de culto. Convertida en una de las discípulas aventajadas de Sinisterra, dio inicio a una brillante y prolífica carrera como escritora dramática que muy pronto obtuvo un reconocimiento de alcance nacional: el prestigioso premio "Calderón de la Barca", concedido a su obra Rodeo (Madrid: Centro Nacional de Nuevas Tendencias Escénicas, 1992).En general, toda la producción teatral de Lluïsa Cunillé Salgado acusa un claro influjo de su mentor Sinisterra pero también una marcada influencia de otros autores universales como Samuel Beckett.

Supervisión general: Rubén Szuchmacher y Graciela Schuster

PEQUEÑO DETALLE

Estreno 29 de agosto de 2014
Viernes 20,30hs
PEQUEÑO DETALLE
de Eduardo Pavlovsky
Elenco: 
Valeria Cavassa
Osvaldo Djeredjian
Fausto Guerra

Escenografía y vestuario: Adela Díaz
Diseño gráfico: Drome Designs
Iluminación: Lucas Orchessi
Música: Trío del Futuro - triodelfuturo.bandcam.com
Video: Marcos Medici
Producción Ejecutiva: Paula Marrón
Prensa: Duche & Zárate
Asistente de dirección: Lucía Allende

Dirección: Elvira Onetto

Una pareja compuesta por un escritor y su mujer contrata a un pintor que continúa con su tarea mucho más tiempo de lo pactado, la invasión se hace asfixiante y toma dimensiones de irrealidad.
Esta reconocible anécdota le sirve a Pavlovsky para hacer hablar a sus personajes sobre la pasión, la creación y el sentido de la vida.
En esta segunda versión de la obra, los actores al intentar reconstruirla, son tomados por los personajes y sus conflictos.
"Pequeño Detalle" es el delgado límite entre realidad e irrealidad.
Dice Eduardo Pavlovsky en relación a la obra: "Pequeño Detalle" se configuró a través de una circunstancia de la vida real: una vez contratamos con mi mujer un pintor, y quedamos en que se iba a quedar cinco días pero se entusiasmó con su trabajo y prefirió quedarse más tiempo pero sin cobrarnos más, al décimo día Susana y yo fantaseábamos con asesinarlo, su presencia nos agobiaba, nos resultaba asfixiante, él no se iba, pensábamos cómo eliminarlo pero era muy buena persona, quería realizar su trabajo de la mejor manera, terminamos echándolo al duodécimo día sin que él sospechara jamás que nos estaba enloqueciendo con su presencia.
Dice Elvira Onetto en relación a la puesta en escena: Veo en "Pequeño Detalle" muchos temas reunidos bajo esta anécdota que sirve a Pavlovsky como disparador de la obra, él utiliza este lugar común y reconocible para hacer hablar a los personajes sobre diversos y trascendentales temas como el sinsentido de la vida, la necesidad de una mística para sobrevivir a la angustia que produce este sinsentido, la subjetividad que todo lo afecta y la creación como antídoto a la devastadora cotidianidad que también es generadora de preguntas sobre la inspiración, como aquella que concluye la obra: "¿cómo hacer para transmitir a la obra la emoción que la inspira?"